27 de diciembre de 2009

Primera vez

Siempre nos miramos como si fuera la primera vez
y siempre nos abrazamos como si fuera la primera vez
y cada vez nos besamos como si fuera la primera vez
y hacemos el amor como si todo fuera por primera vez
y dormimos abrazados como sintiendo el calor por primera vez

A veces, como si por vez primera nos interrogaras,
te preguntas cómo permanecemos por tanto, tan enamorados.
Cómo lo hago, para mirarte como si mis ojos sólo esperaran eso,
para abrazarte como si mis brazos fueran hechos para eso
para besarte como si mis labios no tuvieran otra función
para esperarte como si fueras lo que por siempre esperé
para cada vez sonreírte y besarte como por primera vez

Y con cada palabra cada día seducirte como por primera vez
y cada noche como por primera vez hacer el amor en el día
y por primera vez escaparnos como un par de adolecentes
y sonreírte siempre como si por primera vez te conociera.

Si despedirme hoy fuera como sumergirme bajo el agua,
cada nuevo encuentro es una vuelta a la superficie, un respiro.
Como si cada día, cuando te beso fuera por última vez besarte
y despedirme fuera, por primera vez encontrarte.

Para siempre volverte a encontrar, conociéndonos de nuevo
como si cada última vez fuera por siempre la primera,
nuevamente te repito, como cada día; Cuánto te deseo,
cuánto te miro, cuánto te abrazo, cuánto te beso,
Cuánto te quiero.

Con La Frente Marchita

Sentados en corro merendábamos besos y porros
Y las horas pasaban deprisa entre el humo y la risa.
Te morías por volver "Con la frente marchita" cantaba Gardel
Y entre citas de Borges, Evita bailaba con Freud.
Ya llovió desde aquel chaparrón hasta hoy.

Iba cada domingo a tu puesto del Rastro a comprarte
carricoches de miga de pan, soldaditos de lata.
Con agüita del mar Andaluz quise yo enamorarte,
pero tú no querías más amor que el del Río de la Plata.

Duró la tormenta hasta entrados los años ochenta.
Luego, el sol fue secando la ropa de la vieja Europa.
No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca, jamás, sucedió.
"Mándame una postal de San Telmo, adiós, ¡cuídate!"-
Y sonó entre tú y yo el silbato del tren...

Iba cada domingo a tu puesto del Rastro a comprarte
monigotes de miga de pan, caballitos de lata
Con agüita del mar Andaluz quise yo enamorarte,
pero tú no querías otro amor que el del Río de la Plata.

Aquellas banderas de la patria de la primavera,
a decirme que existe el olvido, esta noche han venido.
Te sentaba tan bien, esa boina calada al estilo del "Che".
Buenos Aires es como contabas, hoy fui a pasear,
y al llegar a la Plaza de Mayo me dio por llorar
y me puse a gritar: "¿Dónde estás?"

Y no volví más a tu puesto del Rastro a comprarte
corazones de miga de pan, sombreritos de lata.
Y ya nadie me escribe diciendo:
"No consigo olvidarte, ojalá que estuvieras conmigo en el Río de La Plata"

Joaquín Sabina

16 de diciembre de 2009

Resumen de este año

Quién no se ha sentido alguna vez como un mero objeto. Algo que se usa cuando se precisa y luego se descarta de inmediato.
Quién no estuvo ahí dando apoyo a alguien que nos necesitaba y ni bien se recupera ni se acuerda que existimos.
Siempre dicen eso de que hay que dar sin esperar que recibir, pero cansa....
LEY
"No trates como prioridad a quien te trata como opción"
  • ¿Dónde están los consejos cuándo se les necesita?
  • ¿Por qué uno tiene que deducir esas cosas luego de pasar momentos tan desagradables y nadie te da este tipo de consejos antes?

13 de diciembre de 2009

Claridad

Sería muy sencillo decir que tú no me provocas nada, sería muy fácil decir que tus palabras son transparentes, que me son tan indiferentes como el viento. Pero las cosas no son así de simples, no es tan fácil admitir cuánto te extraño, y concebir que sin ti me suelo mentir, hacerme el iluso que no se muere por estar en este momento a tu lado. Cuando nunca ha ido conmigo ser un tipo claro.

12 de diciembre de 2009

Viviendo Mentiras

Algunas veces vivir una mentira es querer estar ahí sin estarlo y no tener la cabeza sobre la tierra, es una mentira pensar en cosas que no vas a hacer, vivir teniendo miedo del futuro y lo que en él va a suceder, o bien querer todo el tiempo cosas que nunca vas a tener. Pero también vivir una mentira es sólo cuando te llamen responder, mentira es no saber qué mierda se hace y no tener idea qué mierda se es, mentira es nunca aceptarse discriminando todo lo que uno es. Vivir una mentira es creer que sólo una vez vas caer, o bien caer y quedarse ahí por siempre a perecer.

No Culpes a Nadie

Nunca te quejes de nadie, ni de nada,
porque fundamentalmente tu has hecho
lo que querías en tu vida.

Acepta la dificultad de edificarte a ti
mismo y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo del verdadero hombre surge de
las cenizas de su error.

Nunca te quejes de tu soledad o de tu
suerte, enfréntala con valor y acéptala.
De una manera u otra es el resultado de
tus actos y prueba que tu siempre
has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso ni
se lo cargues a otro, acéptate ahora o
seguirás justificándote como un niño.
Recuerda que cualquier momento es
bueno para comenzar y que ninguno
es tan terrible para claudicar.

No olvides que la causa de tu presente
es tu pasado así como la causa de tu
futuro será tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes,
de quien no acepta situaciones, de quien
vivirá a pesar de todo, piensa menos en
tus problemas y más en tu trabajo y tus
problemas sin eliminarlos morirán.

Aprende a nacer desde el dolor y a ser
más grande que el más grande de los
obstáculos, mírate en el espejo de ti mismo
y serás libre y fuerte y dejarás de ser un
títere de las circunstancias porque tu
mismo eres tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas
y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de tu vida,
ahora despiértate, lucha, camina, decídete
y triunfarás en la vida; nunca pienses en
la suerte, porque la suerte es:
el pretexto de los fracasados.

Pablo Neruda

3 de diciembre de 2009

nunca vas a conocer a alguien como yo!!!

2 de diciembre de 2009